Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Eventos náuticos en Barcelona

Noticias

Volver

El AIS (Sistema de Identificación Automática) - II

30-01-2018
El AIS es un sistema de información que emite datos captados a bordo para que todos aquellos que estén dentro del alcance del VHF y participen del sistema puedan visualizarlos y, a su vez, recibir datos del resto de barcos que también transmitan informacion vía AIS. Es decir, un blanco sólo aparecerá en nuestra pantalla si emite datos.

A diferencia del radar, éste es un sistema de medición que, mediante una antena direccional giratoria, emite pulsos o ondas electromagnéticas que se reflejan cuando encuentran un blanco y la antena las capta pudiendo calcular así la distancia a la que están, velocidad, ... El radar detecta un blanco aunque éste no emita ningún tipo de señal, por lo que es, conceptualmente, un equipo diferente y complementario (no sustitutio del AIS ni viceversa) ya que permite localizar artefactos flotantes o una tormenta, por ejemplo, cosa que el AIS no.

Más sobre el AIS

Desde el año 2005, los buques con arqueo bruto superior a 300 toneladas deben estar equipados con el sistema AIS. Las señales AIS se suelen recibir directamente auqnue también pueden obtenerse como señales reflejadas aunque en este caso la señal es más débil.

Mientras que un barco que está detrás de un obstáculo no es captado por un radar y no es visible en la pantalla en consecuéncia, las señales del AIS pueden ser reflejadas por la costa y recibidas por la antena del AIS. Su debilitación no afecta al contenido de la información que se transmite. En esta situación, el AIS presenta ventaja sobre el AIS.

Alcance del AIS

El alcance VHF marino es de unas 25 millas náuticas. Esta distancia es de una propagación prácticamente óptica, en línea recta, de las ondas de VHF, con una potencia de señal relativamente elevada, que es necesaria para distinguir con claridad una señal de voz del ruido.

Las señales de AIS en la banda de VHF se pueden recibir a más de 60 millas náuticas gracias al tipo de señal. El receptor AIS no tiene que entender la voz sino que sólo ha de descodificar mensajes digitales. Para entender claramente radioseñales de voz se necesitan señales de mayor potencia que para decodificar las señales del AIS. Gracias a la sensibilidad de los receptores AIS se pueden decodificar señales muy débiles emitidas por barcos bastante alejados del nuestro. Esto hace que el alcance del AIS sea muy superior al de un aparato de radio VHF.

A causa de los efectos de refracción en las capas inferiores del aire, así como las propiedades eléctricas del agua de mar, las ondas VHF pueden seguir hasta cierto grado la curvatura de la tierra, pero para el AIS dispondremos de alcance que va más allá de la visión directa.

Elección del AIS y opciones de instalación

A la hora de escoger el tipo de AIS, y en lo que a la navegación deportiva se refiere, podremos elegir básicamente entre 4 opciones conceptuales:

  • AIS Receptor
  • AIS Emisor / Receptor
  • AIS Con pantalla esclava
  • AIS Sin pantalla para conectar a un plotter

Evidentemente, el aspecto económico es un factor importante a tener en cuenta y dependiendo de las opciones escogidas podemos movernos entorno a una horquilla de entre los 390€ y los 500€ para los receptores y entre los 600€ y los más de 1.500€ para los emisores/receptores dependiendo de las marcas y características.

La opción de sólo receptor, si no es por una cuestión económica, es una opción a descartar ya que con la opción de emisor/receptor siempre se dispone de la alternativa de apagar la emisión si no queremos facilitar información sobre nuestro barco (regatas, etc...) Además, hemos de partir de la base de que no sólo es impornte ver a los otros basrcos sino que también nos vean ellos a nosotros; de esta forma se minimizan riesgos ya que se duplica la posibilidad de vigilancia (alarmas, control visual de la pantalla, ....)

Respecto a la opción de comprarlo con pantalla incorporada, a menos que sea un requerimiento por algún motivo en particular, si tenemos una electrónica mínimamente moderna con una pantalla que admita información vía entrada NMEA, podremos conectarlo al plotter que ya tengamos instalado integrando de esta forma toda la información. Con las opciones existentes en el mercado, también hay que tener en consideración las opciones de instalar un multiplexor si no disponemos de una instalación moderna e incluso, de poner un módulo wifi conectado al multiplexor que permita enviar todos los datos de nuestra elctrónica vía wifi para poder visualizarlos desde una tablet, un smartphone o un ordenador portátil. En el mercado hay muchas soluciones al respecto y los costes, si se lo instala uno, son francamente asumibles. Pero de todo esto hablaremos en otro artículo en el que expondremos diferentes soluciones a las instalaciones de la electrónica y ayudas a la navegación.

En cuanto a la instalación del AIS, vamos a destacar que necesitamos, a parte del AIS, los siguientes elementos:

  • una fuente de alimentación de 12V (normalemente) y que obtendremos del cuadro principal. Lo lógico es asignar un interruptor para el AIS o bien integrar éste en el interruptor que alimenta a la electrónica de navegación.
  • una antena GPS esclava, es decir, dedicada al AIS
  • una antena de VHF que puede se escava o bien compartida con el VHF mediante un splitter que se instala de forma muy sencilla. Se trata de una pequeña caja que contiene un circuito que deriva las señales recibidas/emitidas por uno u otro equipo a una única antena. Como se puede uno imaginar, este splitter tiene una conexión de cable de antena que va de la caja a la antena y otras dos conexiones de cable de antena que van al VHF y al AIS respectivamente.

¿Recomendaciones?

Lógicamente, el sentido común, que no tiene que ser siempre parejo con el bolsillo de cada uno, nos dice que cada oveja con su pareja, es decir, que el AIS tenga su antena VHF dedicada porque, además, si hacemos la instalación de forma que el AIS esté cerca del equipo de VHF y podemos tener acceso fácil al cableado, este escenario nos permitirá, en caso de necesidad, poder intercambiar las antenas si alguna se estropea.

Otra consideración importante es la ubicación de la antena del AIS. De nuevo, la lógica nos dice que cuanto mayor sea la altura a la que esté, mejor será el alcance del equipo. Por otro lado, no es despreciable, si instalamos una antena dedicada, considerar la posibilida de instalarla en algún punto elevado de la popa del barco, por ejemplo, un mástil de inox para antenas y eólico o en un arco si disponemos de ello. ¿Qué conseguimos con ello? que si tenemos las desgracia de desarbolar, "toquemos madera", dispongamos de una antena de respeto para el VHF (deberíamos desconectarla entonces del AIS y conectarla al VHF)  

¿Inconveniente? que perdemos alcance, pero la experiencia nos dice que si es una buena antena y está sobre alguna estructura como las mencionadas, se consigue un alcance nada despreciable para visualizar la señal de los barcos a una distancia suficiente del nuestro y poder tomar las medidas oportunas en caso de necesidad. Con esta configuración se pueden recibir señales a distancias de 15-20 millas o más dependiendo de cada caso.